Tras una noche muy tranquila, desayunamos fuerte pues hoy tocaba andar. Nuestra primera parada iba a ser en The Redwoods, un bosque con árboles californianos de corteza rojiza y gran tamaño a pocos minutos de Rotoura. En pocos minutos llegamos a esta magnífica arboleda. Fuimos a informarnos en la oficina del visitante de las opciones. Había un montón de opciones desde caminatas de 30 minutos hasta 8 horas. Nosotros escogimos una de 2 horas que llevaba a un mirador sobre la ciudad. La caminata empezaba atravesando la arboleda de Redwoods. El sitio era sobrecogedor.

Debido a lo tupido de los árboles se hacía dentro prácticamente de noche. Cuando mirabas a la copa de los árboles casi te marea as buscando el fin de estos tremendos trocos de gran diámetro y altura. Era curioso pero sólo tenían hojas muy cerca de la copa, justo desde donde empezaba a entrar la luz. Tras la arboleda, en un entorno más “normal”, ascendimos a un mirador sobre la ciudad en el que podía ver también todo el lago y la abundante actividad geotermal. Es increíble. Muy bonito. Y ya de ahí, volvimos por un camino distinto al anterior pero igualmente interesante. Al final 2 horas y media de un agradable paseo sin grandes esfuerzos físicos. El parque además contaba con varios caminos señalizados y preparados para mountain bike y caballos. Cuando regresamos había bastante ambiente.

De aquí visitamos los cercanos lagos de Orakeka y Tikitapu, donde nos repusimos con un buen pic-nic. La ventaja de llevar la casa a cuestas.
La idea entonces era bordear el lago de Rotoura para dirigirnos a nuestro destino, Matamala, así veíamos la otra parte. De paso veíamos las cataratas de Oreke que nos resultaron un poco decepcionantes.
Llegábamos a Matamala sobre las 5 de la tarde. Fuimos al i-site a comprar las entradas para visitar la “aldea de Hobbiton” donde se rodó la película de El Señor de los Anillos”. En esta ciudad sin grandes atractivos, todo gira en torno a la magnífica película. Has la oficina del i-site recrea por fuera una de las casas de la aldea.
Después estuvimos paseando un rato y ya para la caravana a cenar. Esta noche dejamos la caravana aparcada en un parque al lado del i-site, donde no habia prohibición expresa de camping. Además tenía una dump station, o sea, un lugar para vaciar aguas sucias.
Para ver gastos, id al último post (etapa 28)