Sobre las 9, tras un buen desayuno nos despedimos de Eric y nos pusimos en marcha. Teníamos bastantes kilómetros por delante. Nuestro destino final era Oakhurst, la población más cercana la entrada sur del Parque Nacional de Yosemite.
Nuestro plan era salir de San Francisco para coger la CA99 hasta la población de Merced y allí desviarnos por la CA140 hasta Mariposa. Allí tomaríamos la CA49 para llegar finalmente a nuestro destino. Tuvimos “suerte” pues debido a un devastador incendio en las inmediaciones del parque, el otro acceso, más corto y que pasaba por El Portal, estaba cerrado. O sea que sí o sí, teníamos que haber venido por aquí en cualquier caso.
Con algún despiste y equivocación por nuestra parte, salimos finalmente de San Francisco. Nuestra intención era pararnos en uno de los outlets que había nada más salir de la ciudad y que nos había indicado el día anterior nuestro querido Miguel Ángel. Y así hicimos. Sobre las 10:30 llegábamos al outlet. Nos dimos una hora de compras pues ese día había mucho que hacer. Finalmente no fuimos muy consumistas y sólo compramos un par de Levi’s cada uno….a ¡30 €! 😉
Emprendimos la marcha y fuimos pasando los distintos pueblos: Tracy, Manteca, Modesto, Turlock, Merced, Mariposa…y finalmente Oakhurst. Como eran las 3, decidimos continuar para visitar Mariposa Grove, el famoso bosque de las Secuoyas gigantes. Para ello cogimos la CA41 desde Oakhurst hasta la entrada sur del parque. Allí compramos nuestro pase anual.
El pase para 7 días era 20 $ (14,69 €) por vehículo, independientemente de la gente que viajara dentro del coche. Como íbamos a visitar 5 parques nacionales, nos salía a cuenta coger el pase anual que eran 80 $ (58,8 €) porque con el mismo hacían descuento en otras visitas y si sólo firmabas en uno de los 2 espacios dispuestos al efecto en el pase anual, lo podías revender. ;-). 

Con el pase en la mano, llegamos hasta el parking de Mariposa Grove y dejamos el coche. Aquí se podían hacer 2 recorridos, ambos muy bonitos, el circuito inferior y el superior, hasta el mirador de Wawona Point. Nosotros decidimos hacer los dos.
Mariposa Grove era la arboleda más grande de Secuoyas gigantes que había en el parque nacional de Yosemite. Más de 500 árboles maduros. Los más famosos que se iban viendo a lo largo de la senda eran el Grizzly Giant (1.800 años) con ramas más grandes que muchos árboles; la Faithfull Couple, dos árboles fusionados en la base; el California Tunnel Tree, un árbol perforado para permitir, en su día, el paso de diligencias; el Wawona Tunnel Tree, un inmenso árbol abatido y así, otros muchos más. La verdad es que impresionaba mucho el tamaño de estos gigantescos árboles. Y también que hubiera tantos concentrados.
Tras un buen paseo, que iba tirando constantemente hacia arriba, llegamos finalmente  al mirador de Wawona Point. Las vistas eran impresionantes pero al ser verano, la bruma estaba bastante extendida y no se veía bien. De todas maneras, en este caso lo verdaderamente bonito era el camino.
Después de casi 4 horas de caminata, llegábamos al coche bastante cansados. Comimos algo y pusimos rumbo a casa de nuestro Coach en Oakhurst.
Con la noche encima llegamos a casa de Tom. Vivía en la típica casa americana con su jardín y barbacoa. Tom nos recibió casi como a sus hijos. Teníamos una habitación para nosotros solos con baño privado. Nos había dejado encima de la cama folletos de Yosemite y de otras actividades a realizar. Incluso nos facilitó varias toallas. En fin, una pasada :-). Nos comentó que podíamos coger bebida y comida de su casa a nuestro libre albedrío. Increíble.
Estuvimos un rato hablando con él y enseguida nos fuimos a dormir pues estábamos, para variar a estas horas, reventados. ¡Qué gran día!

Para ver gastos, id al último post (etapa 20)