Al día siguiente quisimos levantarnos pronto pero la costumbre de los madrugones de los días de la moto hicieron que a las 8 ya estuviéramos en pie. Preparamos bien las mochilas y sobre las 9:30 cogimos un tuk-tuk para ir a un enorme centro comercial que había no muy lejos del hotel. Después de 20 días perdidos por la India profunda, nos apetecía algo que nos recordara a “casa”. Estuvimos
recorriendo tiendas y realizando alguna compra sobretodo de comida hasta el mediodía. Regresamos entonces al hotel para recoger nuestras mochilas e ir a la estación a coger el tren.

En la estación no tuvimos ningún problema: llegamos preguntamos por nuestro tren y como ya estaba en la estación nos montamos. La verdad es que estaba muy bien: con aire acondicionado, limpio, cómodo y con un espacio más que digno.a las 14:39 puntual y lleno de gente como siempre pasa con los trenes de la India, salimos hacia Chennai.

Y 6 horas más tarde llegamos. Teníamos reservada habitación en el Chandra Park hotel así que nada más llegar cogimos un tuk-tuk y fuimos hacia el hotel que estaba a unos 2 kilómetros. El hotel tiene unas habitaciones estandard bastante pequeñas pero limpias y equipadas. El precio, unos 19€ esta bien pues esta ciudad tiene un alojamiento en general caro, siempre que quieras unas condiciones dignas. Además te incluye desayuno y wifi gratis y 24 horas de alojamiento. Lo único que tenéis que tener en cuenta cuando vengáis es no alojaros en el ala esté del hotel. Las habitaciones tienen la ventana dando a un patio de luces que emite un terrible olor a orina. Un poco asqueroso.

Al día siguiente nos despertamos tarde y tras disfrutar de una mañana tranquila de paseos, comimos cerca del hotel y esperamos a las 6 a que nos viniera a recoger un tuk-tuk para llevarnos al aeropuerto. Nuestro siguiente destino esperaba: Singapur.

Total gasto para 2 personas, 2 días:  61,37 € hasta llegada a aeropuerto
– Comida: 14,52€
– Hostel: 18,80€
– taxi: 9,27€
– tren: 18,78€

Total gasto por persona, 2 días: 15,34 €/persona/día