Tras el curso de cocina fuimos al hostel a coger las mochilas. Sandra y David ya estaban preparados así que salimos. Hoy tocaba ir de Pemuteran a Munduk.

Pura Pulaki

La primera parada estaba a medio kilómetro: Pura Pulaki, el templo de los monos. La entrada costaba “la voluntad” pero desde fuera ya se veía que no era especialmente bonito. Eso y la presencia de los casi siempre violentos monos nos desanimó.

Air Panas Banjar

Continuamos al lado de la costa norte de Bali hasta Seririt. Carretera recta y sin casi tráfico. A partir de aquí tomamos un desvío hacia Munduk. A los pocos kilómetros, aprovechamos para visitar los baños de Air Panas Banjar.
Se trata de un complejo de aguas termales calientes con varias piscinas y chorros de agua. Estuvimos un buen rato los cuatro de relax y tertulia. Refrescante. Había bastante gente local. A partir de aquí fuimos ascendiendo hacia Munduk. Paisaje con palmeras y muchas terrazas de arroz, de nuevo. Todo muy bonito.

 

 

 

Munduk

Sobre las 5 llegamos a Munduk, un pequeño pueblo de montaña con un gran entorno. En un rato habíamos encontrado hostel. Un pequeño edificio con preciosas vistas al valle y unas instalaciones del 10, incluido internet. ¿Precio? 7,7€, súper bien. El resto de tarde nos dedicamos a descansar y disfrutar de este estupendo alojamiento. De vez en cuando toca.