SIDNEY, UNA VISITA RELÁMPAGO PERO IMPRESCINDIBLE

Para volar a Nueva Zelanda, muchos vuelos hacían escala en Australia (Sydney, Melbourne o Brisbane). Nosotros escogimos hacer escala en Sydney básicamente para ver su bahía, y como no, su mítica ópera. Llegamos a Australia a primera hora de la mañana. Tras pasar el control de pasaporte dejamos los mochilas en consigna y cogimos el único medio para llegar al centro de la ciudad (taxis aparte), el tren. Por unos módicos 24 € tenías billete de ida y vuelta. Es caro pero en poco mas de 20 minutos estábamos en la bahía de Sydney. Tras andar después unos 10...

Leer más