China es un país que ofrece muchísimo al visitante. Nosotros llegamos un poco asustados pues teníamos una mala imagen preconcebida de los chinos, labrada por un viaje anterior a las grandes capitales (Beijing, Xian y Shangai), pero nos hemos encontrado con gente amable y que se desvive por ayudar al viajero pese a la barrera idiomática (en muchas zonas nadie habla inglés).
En cuanto a naturaleza, tiene lugares increíbles y preciosos y sobre todo un legado histórico y cultural inmenso.
Llama poderosamente la diferencia cultural en muchos sentidos: gente escupiendo en el suelo, eruptando o comiendo con la boca abierta. En cualquier caso es realmente un país fascinante.
Nosotros os hemos seleccionado las 5 VISITAS o ACTIVIDADES que no te deberías perder en ningún caso. Como siempre esta selección está hecha entre los lugares que hemos visitado nosotros.  Seguro que hay varias más.
1.- CRUCERO POR EL RIO LI
Lo recomendamos encarecidamente. Es la mejor manera de disfrutar de las montañas kársticas que hay en la zona. Es muy turístico pero increíble. Incluso con el tiempo nublado, como ocurrió en nuestro caso, es fantástico. Muy recomendable. Y además la comida a bordo fue bastante buena. Dura en torno a unas 4 horas. Lo contratamos en el mismo hostal.
El crucero te puede dejar en la localidad de Yangshuo o bien traerte de vuelta a Guilin en autobús.
Una vez en Yangshuo, aconsejamos ir al cercano pueblo de Xinping –hay autobuses y taxis- y subir al Mirador del pico Laozhai. Está en lo alto de una montaña muy cercana a la aldea. Se accede subiendo media hora los altísimos escalones del camino pero las vistas desde arriba han sido de lo más bonito que hemos contemplado en nuestra vuelta al mundo. Se observa la curva de 180 grados que hace el río en esta zona. Maravilloso.
Precio crucero: 380 RMB (45,2 €) por persona, comida incluida.

2.- RECORRIDO A PIE POR EL ÁREA FINANCIERA DE HONG KONG Y ALREDEDORES
Durante el mismo se conoce…
Entre lasedificaciones, destacan:
– Edificio de la Corte Legislativa, de estilo neoclásico.
– Banco de China: edificio anguloso y uno de los más característicos de esta ciudad. Tiene un mirador en la planta 43 (gratuito) pero las vistas que ofrece no valen la pena.
– Catedral de San Juan, del siglo XIX
– Central Plaza: mide 374 metros de altura y en la última planta (78) se encuentra la iglesia más alta del mundo.
– Two International Finance Centre: mide 420 metros y enfrente se encuentra su hermano pequeño con 210 metros de altura.
SoHo
Es una zona de estrechas callejuelas repletas de pequeños puestos de comida, pubs y tiendas.
Parque de Hong Kong
Es el pulmón de la ciudad. Cuando te encuentras en él, no crees estar en la ciudad que estás. Sorprende por el contraste naturaleza/hormigón
Allí dentro se puede visitar el Aviario, situado en una auténticas selva tropical, el precioso Jardín botánico y el Museo del Te, donde hay juegos de te muy originales y curiosos.
Victoria Peak
El un mirador situado en el pico del monte Victoria. Desde él existen unas vistas espléndidas de la ciudad. Es el pico más alto de la isla y es el lugar más frecuentado por los turistas.
Si quieres tener las mejores vistas, tienes que subir a la azotea del edificio (Skyterrace).
Precio teleférico: 40 HK$ (3,8 €) teleférico ida/vuelta + 40 HK$ (3,8 €) de la Skyterrace.

3.- EL FUERTE Y LA MURALLA CHINA DE JIAYUGUAN
Fuerte de Jiayuguan
Se encuentra como a media hora, cogiendo el autobús número 4. Se trata de un complejo que impresiona por sus dimensiones y por el entorno en que se encuentra: en mitad de un paraje inhóspito a las puertas del desierto de Gobi. Fue la puerta de entrada a la ruta de la seda en la época de la Dinastía Ming.
Precio entrada: 11 €
Muralla china
En esta zona es posible contemplar un tramo de la famosa Muralla China, hecha con los materiales del lugar, es decir, adobe. Es distinta al tramo que se puede visitar en Beijing, más comedida en dimensiones pero es igualmente fascinante. Sorprende ver cómo va recorriendo el perfil de las montañas. Está situada a unos 9 kilómetros desde el Fuerte.
Precio entrada: 2,5 € pero si llevas la entrada del fuerte de Jiayuguan del mismo día, es gratuito.
Precio taxi: normalmente son 6,5 €, con un tiempo de visita de 40 minutos. Nosotros negociamos 9 € pero con un tiempo de visita de 1 hora y media.

4.- DAXIA LANDFORMS
Son unas montañas con unos estratos de colores de origen mineral situados a unos 50 km de Zhangye. Se contemplan desde 4 miradores que hay dentro del parque. En total son unos 8 kilómetros que se pueden hacer andando o bien en furgonetas. Estas pasan por cada mirador cada 20 minutos de media. Es una de las maravillas naturales de este planeta que ningún viajero debería perderse. Son increíbles y te dejan con la boca abierta. IMPRESCINDIBLE
Precio entrada: 60 RMB (7,1 €) por persona, incluido el uso de las furgonetas.
Precio taxi (a compartir): 120 RMB (14,2 €).

5.- TIBET
La mejor forma de llegar es con el tren Transtibetano desde Lanzhou. Tarda unas 26 horas en llegar pero es una gran experiencia en sí mismo. Además te ayuda en la adaptación a la altura. Está considerado el tren que circula a mayor altura en el mundo.
Fundamental conocer…
Lhasa
Es la capital y está situada a 3.650 metros de altitud, lo cual se nota en el cuerpo: cuesta más respirar, te cansas antes, etc. Es una ciudad con mucho bullicio, comercio y turistas, especialmente chinos. También tiene una presencia policial muy fuerte. Aún con todo, es una ciudad muy espiritual. Posee un centro histórico precioso.
¡No perderse!…
* Palacio de Norbulingka
Era el palacio de verano de los sucesivos Dalai Lama. Cuenta con unos espléndidos jardines que son un remanso de paz y espiritualidad.
* Templo de Jokhang
Está situado en pleno centro histórico de Lhasa. A su alrededor es posible ver cientos de peregrinos caminando en el sentido contrario a las agujas del reloj y orando.
* Potala palace
Este impresionante palacio es el símbolo de la ciudad y del país y domina toda la ciudad desde la colina donde está situado. Fue la residencia del Dalai Lama hasta la ocupación del Tibet por parte de China. Visita muy interesante e imprescindible.
Everest Base Camp(EBC))
Este es una las visitas más especiales de toda la estancia en el Tibet: llegar a las faldas de la montaña más alta de todo el planeta. La vista del Everest o Chomolungma, en tibetano, desde ahí, a 5.300 metros es simplemente impactante. Te podrías quedar horas y horas mirándolo ahí, tan majestuoso.
Allí existe un pequeño poblado “turístico” de tiendas de campaña que hacen las veces de hoteles. Unos 3 kilómetros más adelante está el campamento de los montañeros al cual no se puede acceder.
¡No perderse!…
* Monasterio de Rongbuk
Es un pequeño monasterio que hay poco antes de llegar al EBC. Muy fotogénico con el Everest de fondo.
* Mirador del Everest
Lo más cerca que se puede observar el Everest para un turista en la valla que cierra la entrada al campamento base de los montañistas profesionales.
Allí es posible observar esta mole tan increíble y quedarse totalmente maravillado.